El Día de la Radio

juanjo_radioUn día del mes de junio del año 1998  salí de la facultad de Derecho de la Universidad de Granada con el último examen aprobado bajo el brazo. Aprobado, sí, y raspado. Sixto Sánchez Lorenzo, profesor de Derecho Internacional Privado, tuvo a bien dar por bueno un examen con la condición de que “jamás” me dedicara a lo jurídico. Cerca de la Plaza de la Universidad está la sede de Radio Granada. En ella llevaba yo colaborando desde el año 1994, con lo programas de Semana Santa que dirigía Jorge Martínez; y desde 1997, en el Carrusel Deportivo de Antonio Rodríguez y Fernando Díaz de la Guardia.

Aquel día del mes de junio, con el aprobado bajo el brazo, libre ya de la carga de los estudios, me planté en la redacción de ‘la casa’, y le dije a Antonio: “acabo de terminar la carrera. Mientras me sale algo o me preparo unas oposiciones, deja que os eche una mano aquí”. Abandoné Radio Granada, por mi voluntad (debo ser de los pocos), un mes de agosto del año 2006. Me fichó IDEAL. Atrás dejé los que pudieron ser los mejores años de mi vida (tres temporadas siguiendo al Granada CF dentro y fuera en los campos de 2ªB; un 25J tan triste como histórico; cientos de ediciones del Hoy por Hoy local; Iñaki; Pedro Blanco; Gemma Nierga… Pero también, Agustín, Rafa, Barri, Bea, Laura, Margino, Nino, Gorrión, Cantos, Jorge, Abelardo, Inma Montilla, Inma Espigares, Jurjur, Marco, Paco Medina, Manolo Garrido, Paco Anguita, Raquel, Rita, Yenalia, Carmen, José, Charo, Antonio, Manolo, Salazar, Salamanca, Francis, Ramiro, Moya, Casares, Susana Escudero… y tantos nombres que no brillan tanto como los primeros, pero que me enseñaron a amar la radio con toda el alma.
En la emisora de la calle Santa Paula se quedaron muchos días sin comer, muchas horas sin dormir, días tremendos (11-S), radio con mayúsculas (11-M), despliegues locales con profesionales enormes, vivencias cotidianas que construían el armazón de la memoria de los que desde el otro lado de esa caja sonora, se convertían en amigos de una voz a la que llegaban a querer y sentir como algo suyo. Gracias.
Me fui de Radio Granada un mes de agosto del año 2006. Sin saberlo, cerré la puerta a un medio que no me la ha vuelto a abrir. A lo mejor debía ser así, tocaba ser así. Pero la echo mucho de menos. Agustín, Fernando y Antonio han sido tres de las 5 personas que más me han enseñado jamás en periodismo, cada uno a su estilo, cada uno con su forma. A ellos, en este Día de la Radio, mi gratitud eterna y mi juramento de no olvidar que la radio es esa madre que siempre está y espera en casa con un plato en la mesa y el brasero encendido, sin importar la hora a la que se llegue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s